<< Artículos y Ponencias  

 

RACISMO: IGNORANCIA y BAJEZA MORAL

Categoría: Numero 25

Publicado: 06 Marzo 2014

Última actualización: 06 Marzo 2014

Por Hugo O’Connor 

 

En mayo pasado, la prensa mundial se hizo eco de esta noticia: “…La inclusión de Cecile Kyenge como la primera ministra negra en el gabinete de Italia ha expuesto el terrible problema del racismo en el país, una desgracia que se enciende regularmente en las canchas del fútbol con mofas racistas y en las diatribas de políticos xenófobos, …Un político que pertenece a un partido que hasta hace poco era parte de una coalición de gobierno ridiculizó lo que describió como el nuevo ‘gobierno bonga bonga’…”.

En estos días, otra nota periodística volvió a recordar este vil trato racista: “Lanzan plátanos a la ministra italiana… El vicepresidente del Senado y dirigente de la Liga Norte, Roberto Calderoli, ha comparado a la ministra de Integración, nacida en la República Democrática del Congo, con un orangután…”(*).

Si nos detenemos a analizar el racismo, es un trato inhumano que denigra a quien va dirigido y también envilece al que lo practica. Sus orígenes tienen que ver con las primeras sociedades divididas en clases. Probablemente el esclavismo fue quien lo aplicó y justificó como parte del sometimiento de los pueblos conquistados por esas sociedades que se autoproclamaban “civilizadas”. El Imperio Romano mientras aprobaba el maltrato a los esclavos llamaba “bárbaros” a los pueblos que se sublevaron desde el norte europeo y dieron fin a su dominio.

Ya implantado en Europa el feudalismo, fue esta sociedad la que reprodujo y expandió el racismo blanco contra todas las demás razas de los pueblos colonizados. Fue el Colonialismo europeo incluso ya implantado el capitalismo, el que justificó la supuesta “superioridad racial” para llevar esclavos africanos a América y apoderarse de extensos territorios en Asia y Oceanía, para “civilizar o evangelizar a las razas inferiores”. El impactante film “Raíces” reproduce un pasaje de la historia norteamericana de la cruel esclavitud, en plena sociedad “democrática”. En el Perú, Ramón Castilla en esos años otorga libertad a los esclavos de las haciendas, a cambio de un pago del Estado peruano a los terratenientes “por cada negro liberado”, haciendo más ricos a los ricos.

El racismo no es solo demuestra la inmoralidad de las sociedades de clases, también es reflejo de una espantosa ignorancia de la realidad: la primera raza en el planeta ha sido la negra, de la cual se han derivado, por razones estrictamente de adaptación climática, las otras razas que fueron poblando Asia, Europa, Oceanía y posteriormente América. La ciencia está demostrando con sus descubrimientos, el origen y la ruta que ha seguido el homo sapiens desde África.

Un estudio de muestras de sangre de cientos de personas, basado en el ADN mitocondrial de la línea materna (**), ha permitido rastrear en sentido regresivo, los antepasados humanos que llevan al continente africano. Esto permite concluir categóricamente, cual es el origen de las razas.

Pero, si esto no fuera suficiente, estudios recientes sobre de las lenguas, basado en el número de fonemas de cada idioma han demostrado que, conforme se ha expandido territorialmente el ser humano, generando nuevos idiomas, éstos han ido perdiendo o simplificando vocablos. Las lenguas en África son las que poseen la mayor cantidad de fonemas, lo que quiere decir que son nuestras lenguas matrices.

Debemos pues repudiar el racismo en cualquiera de sus formas, por inhumano, inmoral…y por ignorante.

 

Notas:

(*)http://www.20minutos.es/noticia/1882370/0/cecile-kyenge/ministra-integracion/lanzaron-platanos/#xtor=AD-15&xts=467263

(**) Ver enlaces sobre estudios científicos:

http://www.biologia.edu.ar/evolucion/migra.htm

http://jorlab.blogspot.com/2011/04/un-origen-africano-para-el-lenguaje.html