<< Inicio  

 

OTAN PROMUEVE LA III GUERRA MUNDIAL

Escribe: Hugo O'Connor

 

En lo que va del 2022, la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) ha tenido gran publicidad de los medios del Mundo. Desde que Rusia iniciara su "operación militar" en Ucrania, muchos nos preguntamos la razón de la existencia de este pacto militar de Occidente y su abierta participación en favor del régimen ucraniano.

En su última reunión en Madrid, la OTAN no solo reafirmó su apoyo militar (armas y mercenarios) a Kiev, sino que, ya sin recato alguno señala como "enemigo" a Moscú. La confrontación no solo se está dando en un fabuloso envío de armas, sino a todo nivel, promoviendo desde sanciones económicas que han hecho trizas la globalización, hasta absurdas prohibiciones a todo lo que pueda parecer ruso. No se han salvado ni los espectáculos artísticos, deportes, gastronomía, ni la tecnología. Vale entonces, recordar algunos datos históricos del origen de este peligroso enfrentamiento bélico, que está llevando a la humanidad a su autodestrucción.

La OTAN nace el 4 de abril de 1949, poco después de finalizada la II Guerra Mundial y la llamada “guerra fría”. Es promovida por EEUU y sus aliados europeos, contra el denominado “peligro comunista” representado por la URSS. En realidad se trataba, como hasta hoy, de la defensa de la hegemonía política y económica norteamericana sobre el resto del Mundo.

Como respuesta a la OTAN, la URSS forma, con los países del Este europeo, un bloque político-militar, el Pacto de Varsovia, el 14 de mayo de 1955. A pesar que el  29 agosto 1991 se acuerda disolver el Estado soviético y por ende, se desactiva dicho Pacto, la OTAN, formada con el argumento de frenar a la URSS, continúa no solo existiendo, sino se fortalece y amplia, de 10 a 30 países, especialmente europeos.

Este desmesurado crecimiento del bloque militar, contraviniendo los acuerdos de la post guerra y post URSS, pone en evidencia que el “cuco del comunismo” era solo una coartada, para desarrollar el sometimiento de toda Europa, bajo el mando norteamericano. La pérdida del poder económico de EEUU en el Mundo, ante el surgimiento del grupo económico del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), especialmente China, está replanteando un nuevo orden mundial, al cual se opone Occidente, bajo dirección norteamericana.

La actual guerra en Ucrania es solo el inicio de una escalada económica, política y especialmente militar, hacia una guerra generalizada, que involucra a más países. EEUU presiona parta que, países hasta hoy neutrales con la OTAN (Suecia, Finlandia), se incorporen a este descabellado plan de asedio militar a Rusia y amenazas bélicas a China.

Preguntémonos, ¿qué tiene que ver Italia, Grecia, Turquía, Rumania, Hungría, Bulgaria, República Checa, Eslovaquia con el Océano Atlántico? Todos estos países no tienen mar o son mediterráneos. ¿Por qué pertenecen o se han incorporado a la OTAN, si geográficamente no pertenecen a dicho Océano? ¿Qué intereses defienden, más allá de su ubicación en el mapa?

Hasta qué extremo, las élites gobernantes de Europa están entregando su futuro y el de la humanidad entera, para servir intereses de una potencia imperial en declive, que se encuentra desesperada por mantener su dominio. Recordemos que EEUU tiene más de 800 bases militares fuera de su territorio, 7 flotas navales en todos los mares del mundo y 5 mil ojivas nucleares. Acaba de “invertir” más de 7,000 millones de dólares en Ucrania en armamento militar avanzado, para matar más “enemigos”, alimentando su Complejo Industrial Militar, mientras en Etiopía (África), cientos de miles seres humanos mueren de hambre. ¿Ese es el “mundo libre” que exhiben al Mundo?

La derrota del régimen nazi de Alemania ha tenido una oculta y nefasta secuela. Los neonazis en Europa y supremacistas blancos en EEUU han empezado a salir de sus escondites. Ucrania y los países Bálticos, incluyendo Polonia, son hoy el caldo de cultivo de los extremistas neonazis. Lo insólito es que Occidente, que satanizó a Adolf Hitler y su enfermiza ambición de dominio, ahora apoyen al régimen de Kiev y sus bandas militares Azov, que masacran en Ucrania a la población ruso-hablante desde el 2014, reviviendo a las sanguinarias SS hitlerianas. Ahí están los tatuajes de los torturadores que fueron capturados por los rusos.

La humanidad vive hoy su hora más difícil. Bastará que la agresiva OTAN (o su dirección desde El Pentágono), envíen tropas a Ucrania, para aproximarnos a la III Guerra Mundial, el holocausto nuclear.

Son 10,000 años de civilización que están en juego. La especie humana se enfrenta a su extinción global, gracias al hegemonismo imperial.

Junio 22. 2022